Bienvenidos a mi página

martes, 27 de noviembre de 2007 | |

El organizador gráfico, como una estrategia de aprendizaje

A continuación presento una planificación de una clase de lenguaje de 3° básico, con énfasis en el uso del organizador gráfico como estrategia de comprensión de lectura...Ahhh también va acompañada de la lectura en cuestión (obvio)
PLANIFICACIÓN
Eje temático: Lectura
Objetivos:
Leer comprensivamente utilizando estrategias de lectura.
Uso de organizador gráfico.
Conceptos relacionados: Uso de adjetivos calificativos en contexto significativo.
Estrategias de aprendizaje:
¨ Estrategia del antes, durante y después.
¨ Uso de un organizador gráfico
¨ (Estrategia SQA).
¨ Elaboración de resumen.
Etapas de la clase
Actividades de enseñanza
Recursos de aprendizaje
Procedimiento de evaluación
INICIO:
Dar a conocer propósitos
Compartir con los alumnos los propósitos de la clase y la metodología de trabajo.
Organización y sistematización de conocimientos previos:
¨ Lluvia de ideas antes de la lectura.
DESARROLLO:
Aplicación de estrategia:
¨ Comienzan a completar el primer cuadro correspondiente a la estrategia SQA. “Lo que sé”, se les puede ayudar a completar este cuadro formulándoles preguntas como: ¿será un poema?, ¿será un cuento fantástico o de terror?.
¨ Hacen predicciones respecto a lo que creen que van a aprender.
¨ Completan segundo cuadro de la estrategia SQA. “Lo que creo que aprenderé en esta clase”.
¨ Comienzan lectura guiada del cuento: ”El ratón Manuelito”.
¨ Durante la lectura, responden preguntas, formulan hipótesis predictivas, revisan si las hipótesis planteadas al comienzo resultaron verdaderas o no y de acuerdo a esto corrigen o complementan su organizador gráfico. ¨ Durante la lectura , escriben simples oraciones que vayan resumiendo lo que ya han leído
¨ Después de la lectura, responden preguntas específicas.
¨ Elaboran un resumen con la información obtenida durante la lectura(oraciones que han ido escribiendo), utilizando un organizador gráfico.
¨ Completan último cuadro de la estrategia SQA, (Lo que aprendí).
CIERRE
Validación de la estrategia:
¨ Leen su resumen (organizador gráfico al curso)
¨ Lectura complementaria que aparece en este módulo, cuento: “El ratón Manuelito”.
El ratón Manuelito
María de la Luz Soto
Antes de la lectura...
Anime a los niños a predecir el contenido del texto, formule preguntas cómo:
De acuerdo a la silueta del texto: ¿será un poema?, ¿será un texto informativo?, ¿una receta de cocina?.
De acuerdo al título ¿Será un cuento fantástico, de terror o de aventuras?.
¿Qué saben acerca de los ratones?, ¿quién ha visto uno?, ¿cómo son?, ¿cómo creen que será este ratón?
¿Dónde viven los ratones?, ¿dónde vivirá el ratón de esta historia?

Manuel era un ratón de color grisáceo como todos los ratones comunes y corrientes, pero era un ratón muy simpático y entretenido.
Siempre estaba cantando y ustedes podían verlo atravesar el pelado potrero un centenar de veces al día sin ninguna preocupación. Con las manos en la espalda, cruzando sus patitas para dar saltos minúsculos y silbando todo el tiempo, Manuel no iba jamás a ninguna parte.

Durante la lectura...
¿Verifique con los niños si sé confirman algunas predicciones?
Pida a los niños que vayan escribiendo simples oraciones que resuman lo que ya han leído. Ej.: El ratón era de color grisáseo, muy simpático y entretenido./ Vivía en un potrero. / No iba jamás a ninguna parte.
Haga preguntas para guiar la comprensión inferencial ¿Cómo será la vida de este ratoncito?

Cuando, al cabo de un rato, se cansaba de saltar, se detenía curioso por el rápido movimiento de unas amarillentas hojas y descubría allí, con sus brillantes y vívidos ojitos, alguna verde y gorda lagartija que atraía su interés. Esperaba atento y se abalanzaba sobre ella. Esa era su máxima afición. Una vez atrapada, Manuelito comía y comía sin descanso. Luego se tendía, con un bracito sirviéndole de almohada y una pierna sobre la otra llevando un rítmico movimiento.
–“¡Qué buena es la vida!” –se decía Manuel.
Inspiraba fuertemente el aire seco y tibio y cerrando los ojitos buscaba el sueño. Pero una vez le ocurrió que estando dispuesto a dormirse no lo conseguía. Los más raros pensamientos iban y venían por su ratonil cabecita. De pronto se enderezó y se dijo: “Manuel, eres un holgazán, un vago sin destino, no tienes nada, ni una casa donde refugiarte del frío invierno, ni un techo donde abrigarte cuando estás enfermo”.
–¡Jamás tendré una familia” –exclamó y dos gruesas lágrimas rodaron por sus peludas mejillas.
Pasando un momento se puso de pie:
–¡No es demasiado tarde, soy un ratón inteligente y valeroso!

Durante la lectura...
Continúe confirmando algunas predicciones.
Anime a los niños a que continúen escribiendo oraciones que resuman lo que hasta ahora se ha leído.
Haga preguntas para que se formulen hipótesis predictivas.
¿Qué creen que le sucederá al ratón Manuelito?

Caminó sin rumbo por algunas horas pensando en lo que haría para cambiar su vida. En eso se encontró con dos ardillitas que muy compuestas, con sendos delantales, barrían la entrada de su casa y les dijo:
–¿Puedo trabajar para ustedes?
Soy rápido, traeré nueces y avellanas para sus despensas.
Ellas rieron a carcajadas; luego, con bondad respondieron:
–Manuelito, ya tenemos las despensas llenitas. Hemos trabajado duro todo el verano.
Durante la lectura...
Vuelva a confirman las predicciones. Formule preguntas para complementar la información aportada por el texto, con los conceptos y conocimientos previos de los niños y niñas, ¿cómo son las ardillas?, ¿qué saben acerca de ellas?,
Formule preguntas para guiar la comprensión reconociendo la información literal o explícita, ¿qué les ofreció Manuelito a las ardillas?, ¿aceptaron ellas su propuesta?, ¿por qué?
Estimule a los niños a continuar prediciendo el contenido del texto, ¿qué hará ahora Manuelito?


Siguió Manuel su camino con las manos en los bolsillos algo cabizbajo. Entre los juncos divisó a la familia topo. Esta era su oportunidad.
–Buenas tardes, saludó Manuel. Vengo a trabajar para ustedes. Haré el mejor túnel que hayan visto.
–Todos nuestros túneles-albergue están listos, Manuel, respondieron los topos. Llegas tarde.
Es cierto, pensó Manuel. Todo el tiempo he estado jugando mientras los demás planificaban sus vidas, edificaban sus casas y llenaban sus despensas.

Durante la lectura...
Guíe la comprensión a través de preguntas como: ¿con quienes se encontró Manuel?, ¿qué les dijo?, ¿qué le respondieron?,
Estimule a los niños a activar sus conocimientos previos y complementarlos, ¿qué saben acerca de los topos?, ¿qué información les da el texto acerca de las costumbres de vida de los topos?
¿Qué sucederá ahora en esta historia?
(No olvide pedir a los niños que continúen escribiendo oraciones que resuman lo que se ha leído del cuento).

Llegó la noche y Manuelito nada había conseguido. Cansado se tendió sobre unas hojas, al mirar al cielo lleno de brillantes estrellas, se sintió más solo y triste que nunca. Entonces se hizo una promesa: “esta será la última noche que paso a la intemperie”. Y tapándose lo mejor que pudo con una enorme y crujiente hoja cerró sus ojitos y se durmió.
Al amanecer no demoró en levantarse, limpió su carita, ordenó un poco su pelaje y echó a andar. A los pocos metros se detuvo. Un enorme bototo estaba tirado sobre la reseca hierba. Manuel se acercó curioso, sin hacer ruido, el corazón latiendo muy fuerte en su pecho.
El enorme zapato se hallaba deshabitado, cubierto de barro; hasta tenía dos blanquecinos hongos en la lengüeta.
Algo nervioso, miró varias veces a todos lados; por fin, riendo, se felicitó: ”soy un tipo muy afortunado”.
Y manos a la obra.
Durante la lectura...
Confirman sus predicciones, ¿ocurrió lo que pensaste?
Utilizan estrategias de comprensión lectores, ¿hay palabras que no conoces es este párrafo?, ¿cuáles?, ¿cómo podemos saber su significado?.
Responden preguntas inferenciales ¿cómo crees que se siente Manolito?
Formulan hipótesis, ¿qué crees que hará ahora?
¿Qué consejo le darías tú?

Empujó y empujó el grueso bototo hasta un sitio seco, sin alejarse demasiado del pequeño riachuelo que corría por ahí. Debajo de un viejo y frondoso árbol instaló Manuel su futura casa. Pasó muchas horas, desde entonces, subiendo y bajando del zapato, recorriéndolo por dentro y por fuera, hasta dejarlo reluciente.
Terminado el prolijo aseo se dedicó a roer una abertura que tenía el zapato en la parte delantera, hasta dejar una puerta ancha y libre de peligrosas puntas. Luego, alejándose unos pasos, observó con atención su magnífico trabajo.
Bien, se dijo Manuel. Ya tienes una casa. Ahora a trabajar para el futuro. Y salió silbando entusiasta y satisfecho consigo mismo a recolectar alimentos que al cabo de los días hicieron lucir una magnífica despensa. Unas secas, pero suaves hojas de enredadera servirán de lecho abrigado y unos restos de papel ayudarían a mantener una temperatura agradable y a tapar las rendijas por donde pudiera colarse el frío y la lluvia.
Las mañanas eran cada vez más alegres. Nunca más sintió Manuelito la necesidad de calificarse con palabras que tanto dolían como flojo y holgazán. Era un ratón honesto y trabajador y tenía una bella casa, abrigada, limpia y provista de alimento.
Manuel era feliz, sí, era muy feliz. Mañana saldría a buscar a la más linda ratita para ofrecerle su casa y formar con ella un hogar, ¡se lo merecía!
Se había convertido en un ratoncito responsable y trabajador.
Después de la lectura...
Responden preguntas valorativas e inferenciales, ¿qué opinas de la actitud de Manolito?, ¿cómo crees que se siente ahora?
¿Cómo te calificarías tú?
¿Qué aprendiste con este texto?
¿Puedes ahora hacer un resumen de él usando las oraciones que escribiste?
Organizador gráfico


Lectura: “El ratón Manuelito”
Autor: María de la Luz Soto

Primero…

Después…

Finalmente…

5 comentarios:

maritra dijo...

FELICITACIONES!!, al leer la planificacion me aclaro muchas dudas , gracias, esta super claro, preciso, pertinente y entretenido.
continuare visitando estas paginas . chaoo. gracias.

KLAU! dijo...

Gracias tía siempre me salva!!!
ajjajaa esta muy bueno=)

Anónimo dijo...

LILI: Mil felicitaciones esta planeación esta fenomenal, estuve tomando un diplomado durante 6 meses y no lograba entender lo de la planeación y ahora que acabo de leer tu planeación, me a ayudado a entender las 3 etapas,
excelente
gracias.

Anónimo dijo...

no entendii nada

Roxana Coronado Vargas dijo...

Excelente...muy buena iniciativa gran ayuda para los papás